Saltar al contenido

Características de una silla ergonómica ideal

Si dijeramos que nos vamos a comprar una casa y queremos empezar a buscar en el periodico / inmobiliaria / internet, ¿qué es en lo primero que pensarías? Qué tipo de casa quiero; apartamento o casa con terreno; en la ciudad o en mitad de la naturaleza; cuántas habitaciones; cuál es mi presupuesto; etc. Pues si estamos buscando comprar una silla ergonómica debemos tener en cuenta alguna (o todas) de las siguientes características:

1. Asiento.

El asiento es una de las piezas fundamentales de nuestra silla y debe tener regulación en altura (cosa que la mayoría de sillas ergonómicas tiene o debe tener por defecto) y en profundidad (aquí es donde una silla ergonómica da la talla). Esto nos permitirá que nuestras piernas y rodillas mantengan una posición neutral con respecto al suelo y también podamos regular nuestro ángulo de visión con el monitor.

2. Respaldo.

El respaldo es una de las partes más importantes de nuestra silla. Este debe ser lo más adaptable y cómodo posible pudiendo ser regulado en varias posiciones y permitiéndonos dejarlo en posición libre (o unlocked) a ser posible. Ésto nos permitirá dejarnos caer sobre él y “balancearnos” hasta el punto en el que encontremos nuestra postura más cómoda y ergonómica.

, Características de una silla ergonómica ideal

Cuando observamos la posición del respaldo con respecto al conjunto de la silla debemos observar que esté diseñado en curva o con forma de S suave. Si tenemos en cuenta la posición natural de nuestra columna vertebral observaremos que no es completamente recta por lo que debe adaptarse y “ensamblarse” naturalmente con ella. Si queremos llevar nuestra silla al siguiente nivel debemos buscar un respaldo con ajuste lumbar, el cual nos permitirá crear más o menos vacío lumbar dependiendo de nuestra posición natural.

3. Apoyabrazos

Esta es una de las partes más infravaloradas o que menos atención se presta debido a que la mayoría de sillas de gama baja-media no tiene. La postura de los brazos con respecto a la espalda, la mesa y el teclado (en el caso en el que usemos la silla en frente del computador) está totalmente influenciada por los apoya brazos. Los expertos aseguran que el ángulo de los brazos con respecto al cuerpo hace que la espalda y cuello sufran si no se consigue que reposen lo más naturalmente posible. Un buen apoyabrazos debe tener regulación en altura, profundidad y en giro (si es posible esta última)

4. Apoyo cervical

Una de las partes más significativas de una silla ergonómica de oficina es el apoyo cervical. Al ser su parte más distintiva es la que más beneficios aporta a la postura. Numerosos estudios aseguran que el dolor cervical proviene en su totalidad de los hábitos de consumo de tecnología, entre ellos el ordenador. Una buena regulación en altura y profundidad en la zona de la espalda alta y el cuello nos harán que se reduzcan las lesiones y llevarán nuestra experiencia con la silla al máximo nivel. 

5. Materiales transpirables

Que nuestra silla de ordenador esté diseñada con materiales que dejen a nuestro cuerpo transpirar hará que nos sintamos menos cansados y nos ayude a que las zonas de contacto y presión se alivien con mayor facilidad.

6. Soporte base

El soporte o base de la silla debe ser lo más amplia y estable posible. Con esto podremos hacer un uso seguro evitando accidentes.

, Características de una silla ergonómica ideal

Es muy importante que si tenemos problemas de circulación (o queremos evitarlos) complementemos nuestra silla ergonométrica con un reposapiés para poder liberar la tensión de las piernas cuando estemos más de 1 hora seguida sentados.

Configuración